Neuropatía periférica

Mujer frotándose los pies con dolor

Definición

Daños nerviosos en las manos y los pies que pueden causar debilidad -entumecimiento- y dolor.

Causas profundas

"Alfileres y agujas", Adormecimiento, Debilidad muscular, Mal equilibrio, Mareos, Sensación de ardor, Sensibilidad extrema al tacto, Tropezando con

Factores de riesgo

Afecciones renales, Artritis reumatoide, Condiciones del hígado, Consumo de alcohol, Diabetes, Enfermedad de Lyme, Lesión por movimientos repetitivos, Tejas

Tratamientos

Consejos nutricionales, Quiropraxia, Terapia física

Consultas sobre citas

¿Qué es la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica es un trastorno nervioso que implica daños en el sistema nervioso periférico (SNP). Son los nervios que envían información desde otras partes del cuerpo hacia y desde el cerebro, concretamente los órganos, las extremidades y la piel. Se opone al sistema nervioso central formado por el cerebro y la médula espinal.

Cuando los nervios periféricos están dañados, no pueden transmitir la información sensorial al cerebro. Pueden enviar señales de dolor cuando no hay nada que lo cause, o puede que no sientas dolor cuando deberías. Esto puede dar mucho miedo porque el dolor es lo que nos informa de los problemas.

Existen más de 100 tipos de neuropatía periférica. Hay dos tipos de neuropatía periférica: la mononeuropatía, en la que se daña un solo nervio, y la polineuropatía, en la que se dañan varios nervios. El tipo más común de mononeuropatía es el síndrome del túnel carpiano. La polineuropatía es más común y suele afectar a quienes tienen lesiones importantes, enfermedades autoinmunes o diabetes.

¿Qué causa la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica puede desarrollarse por razones a corto plazo (agudas) o puede ser crónica. Puede ser adquirida, hereditaria o idiopática (causa desconocida). La neuropatía adquirida suele ser consecuencia de una lesión, una infección, una carencia de vitaminas o la diabetes.

La neuropatía periférica hereditaria, en la que tus padres te la transmiten, es poco común. Los principales tipos son la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT), las neuropatías sensoriales y autonómicas hereditarias (HSAN), las neuropatías motoras hereditarias (HMN) y las neuropatías de fibras pequeñas (SFN).

La neuropatía periférica puede ser aguda. Suele estar causada por algunos tipos de insecticidas, trastornos autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barré (SGB) y algunos antibióticos, anticonvulsivos y sedantes.

La neuropatía periférica crónica suele ser idiopática. Sin embargo, las causas crónicas suelen estar relacionadas con la exposición a venenos o metales pesados, el hipotiroidismo y las deficiencias nutricionales o vitamínicas, especialmente las vitaminas B1, B6 y B12.

Puede ser aguda o crónica, y puede experimentar períodos de remisión.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de mayor riesgo para desarrollar una neuropatía periférica son:

  • Abuso de alcohol
  • Diabetes
  • Afecciones renales
  • Afecciones hepáticas
  • Enfermedad de Lyme
  • Lesión por movimientos repetitivos
  • Artritisreumatoide
  • Tejas

Las opciones de estilo de vida también pueden desempeñar un papel fundamental en la prevención de la neuropatía periférica. Desde el consumo de alcohol hasta la elección de los alimentos, la ingesta de vitaminas, la pérdida de peso, la evitación de toxinas y el ejercicio regular.

¿Cuáles son los síntomas de la neuropatía periférica?

En función del tipo de nervio dañado, los síntomas de la neuropatía periférica pueden clasificarse en tres categorías:

  1. Los nervios sensoriales transmiten sensaciones como el tacto y el dolor. Los síntomas de las lesiones nerviosas sensoriales pueden variar mucho. Por lo general, los daños nerviosos menores pueden manifestarse como incapacidad o sensibilidad extrema al dolor, mientras que los daños nerviosos mayores pueden provocar problemas de coordinación.
  2. Los nervios motores controlan los músculos para el movimiento, como la marcha. La debilidad muscular y los calambres son los síntomas más comunes de los daños en los nervios motores. Si no se trata, los casos graves pueden provocar una parálisis parcial.
  3. Los nervios autónomos controlan actividades inconscientes como la respiración, la digestión de los alimentos y el funcionamiento del corazón. Si está dañado, puede tener intolerancia al calor, puede sudar mucho o no sudar, su presión arterial puede cambiar y puede tener problemas digestivos.

Aunque los síntomas se pueden clasificar de forma general, hay una serie de síntomas que experimentan la mayoría de las personas con neuropatía periférica. Entre ellas se encuentran:

  • Sensación de ardor
  • Mareos
  • Sensibilidad extrema al tacto
  • Debilidad muscular
  • Adormecimiento
  • Dolor al caminar
  • Alfileres y agujas
  • Mal equilibrio
  • Sensación de vibración o de piel rasposa
  • Tropiezos o caídas
  • Dolor repentino y agudo
  • Problemas para dormir
  • Problemas para tragar

Los síntomas de la neuropatía periférica suelen afectar primero a los dedos de los pies y de las manos. Con el tiempo, los síntomas pueden ascender a las manos y los pies, y luego a las piernas y los brazos. A menudo son simétricos, afectando a ambos lados del cuerpo al mismo tiempo.

¿Qué puede hacer BackFit por la neuropatía periférica?

Nuestros médicos de BackFit Health + Spine realizarán varias pruebas para diagnosticar el tipo y la gravedad de la neuropatía que padece y su causa. Los antecedentes familiares y una exploración física nos ayudarán a descubrir qué partes del cuerpo están más afectadas por el daño nervioso, incluyendo el descubrimiento de cualquier músculo atrofiado por el daño. También podemos realizar una prueba de velocidad de conducción nerviosa.

La neuropatía periférica es una enfermedad compleja con muchos métodos de tratamiento diferentes. Aquí, en BackFit, nos centramos en liberar los nervios con ajustes quiroprácticos, así como en el ejercicio prescrito con fisioterapia. En algunos casos, también recomendaremos la realización de pruebas nutricionales, el asesoramiento y la administración de suplementos. Estos métodos resuelven las peores quejas de dolor de muchos pacientes.

Si su caso está más avanzado, le remitiremos a nuestros centros del dolor para que le ofrezcan diversas opciones de tratamiento. Entre ellos se encuentran los bloqueos simpáticos lumbares, la medicación y, en casos raros, el implante de un ensayo de estimulación de la médula espinal.

En muchos casos, se puede ayudar a reducir el daño nervioso si se detecta a tiempo. Si es progresiva, recibir un tratamiento temprano también ayuda a controlar el dolor o las molestias antes de que empeoren.

Más información sobre BackFit

¿Quiere saber más? Explore nuestras ubicaciones, tratamientos o nuestra oferta para nuevos pacientes a continuación o póngase en contacto con uno de los miembros del personal de BackFit para que le respondan a sus preguntas.